jueves, 25 de febrero de 2016

Emerge la vida: ahora.




"Momento tras momento todo el mundo emerge de la nada. Esta es la verdadera alegría de la vida"


S. Suzuki


La verdadera alegría de la vida se centra en dos realidades profundamente unidas: el ahora y la gratuidad.
En este momento la existencia te está siendo regalada. Todo en este preciso instante está siendo engendrado.
¡Toma conciencia de esto!

En la tradición cristiana se expresó todo esto como "creación continua": la creación no tiene nada que ver con el tiempo y el espacio y tampoco con el concepto de "fabricación". Dios está siendo ahora y todo está siendo engendrado en este momento. En este momento Dios se engendra a sí mismo hacia afuera y se expresa en todo lo que experimentamos, interior y exteriormente.

Cada pequeño detalle, cada destello de luz, cada movimiento del alma, cada susurro y cada mirada, cada respiro y cada sonrisa, todo lo que oigo, veo y siento, todo lo que percibo, sueño e imagino: se está engendrado ahora en el seno de la divinidad como regalo de amor.

Siente la vida. Palpita con la vida. Vive con intensidad cada respiro. Toca la raíz de la vida sin miedo. Dios se está dando el ser para ti, en ti, contigo. 

Publicar un comentario

Etiquetas