jueves, 7 de abril de 2016

Ahora mismo

Tienes todo lo que necesitas para la paz completa y la plena felicidad ahora mismo

Wayne W. Dyer




En todas las tradiciones de sabiduría de la humanidad el momento presente es central: la plenitud está aquí y ahora.
Para experimentar paz y felicidad no hay que hacer que una cosa: plantarse en el presente. Estar total y conscientemente en el presente.
Nuestra mente todo eso no lo entiende y por eso es inútil buscar respuestas a nivel mental y racional. 
Es algo que se experimenta y no se explica.
Javier Melloni lo dice de esta manera: "Todas las tradiciones nos dicen que lo que realmente necesitamos está aquí y que lo que está aquí lo necesitamos".

¿Por qué la razón no lo entiende?
Porque la mente, cuando no es observada, está a servicio del ego. El ego es esta estructura psicologica humana encargada de la supervivencia y que vive de necesidades y deseos.
El ego siempre está necesitando algo y deseando algo. Es obvio que, si vivimos a partir de nuestro ego, nunca experimentaremos paz y plenitud en el aquí y ahora.

La clave está en comprender y experimentar que somos más que nuestro ego. Nuestra verdadera y autentica identidad radica en otro lado. 

¿Cómo comprenderlo y experimentarlo?
Una de las herramientas espirituales es, justamente, la vivencia del presente.
Viviendo el presente escapamos de la esclavitud del ego y de la mente.
Cuando con todo nuestro ser, nuestro amor y nuestra atención vivimos el momento presente nos damos cuenta, experimentamos, distintas dimensiones:

1) Experimentamos que el Presente es lo que somos. Somos Presencia. O, simplemente, somos. Somos la Presencia en la cual se desarrolla la vida. Somos el espacio donde todo ocurre. Dejamos de confundir el espacio con el contendido y de identificarnos con el contenido.

2) Salimos de la esclavitud del tiempo. Nos damos cuenta que pasado, presente y futuro son ilusiones. Solo existe el Presente. Solo el Presente es real.

3) Ya que solo el Presente es real todo se concentra en ese momento. El aquí y ahora es como un punto donde el Universo se concentra. Un proverbio zen lo expresa maravillosamente: "Nunca un copo de nieve cae en el lugar equivocado".
Concretamente: lo que estás viviendo en este momento, adentro y afuera, es perfecto. Perfecto en sí mismo y para tu crecimiento.



4) Experimentamos que la paz y la plenitud están aquí y ahora. Paz y felicidad son una cosa sola con el Presente. Paz y felicidad no son cosas que se logran: son estados del Ser. Paz, felicidad y Presente coinciden armoniosamente.

Todo esto es un camino y el caminar se hace paso a paso. Siempre habrá que salir del condicionamiento del ego y volver al aquí y ahora. Esto, esencialmente, es el camino espiritual. Volver a resituarse en el presente cada vez que nos sorprendemos afuera...volver y volver...con alegría y serenidad.
Buen camino...







Publicar un comentario

Etiquetas