viernes, 20 de noviembre de 2015

Fertilidad

"La fertilidad no es posible sin la diferencia"


Timothy Radcliffe


Radcliffe el un fraile dominico inglés. Fue maestro general de la Orden. Hombre sabio, de corazón y mente abierta. Aconsejo leer sus libros.

Hoy nos invita a reflexionar sobre el tema de la fertilidad.

"La fertilidad no es posible sin la diferencia"


No es tan difícil darse cuenta que sin diferencia nos hay fertilidad. Bastaría estar atentos y respetar esta ley universal. "Bastaría estar atentos": acá tal vez radica la dificultad. En una sociedad con fuertes rasgos superficiales y egoístas, lo normal y lo sencillo se vuelves cosas extraordinarias y solo para algunos. 
La diferencia en realidad brota de la raíz de la unidad y vuelve a la unidad: surge de la Vida Una y vuelve a la Vida Una. Varón y mujer expresan la misma humanidad de manera diferente: el reconocimiento y la aceptación de la diferencia permite la fertilidad y surge de nuevo lo humano.
Las diferencias expresan lo maravilloso de la Vida y su infinitud, la extraordinaria creatividad de la divinidad y el desborde del amor. Lo Uno que se expresa en lo múltiple.

¿Por qué no amar la diferencia?
¿Por qué no respetarla?

Como podemos tristemente constatar la no aceptación de la diferencia produce muerte y esterilidad.
Muerte y esterilidad: justo lo opuesto a lo que Jesús nos reveló sobre Dios.
¿Cuando los cristianos lo aprenderemos?
¿Cuando la humanidad amará la diferencia?

Podemos empezar hoy: amando a quien piensa distinto, aceptando al otro como es, aprendiendo cosas nuevas, leyendo un libro, contemplando la naturaleza....



Publicar un comentario

Etiquetas