jueves, 15 de octubre de 2015

Capacidad y Torrente

"Hazte capacidad y yo me haré torrente"


Santa Catalina de Siena




"Hazte capacidad y yo me haré torrente": palabras del Señor a Santa Catalina; las mismas palabras también la oyó la beata Angela de Foligno parece.
Palabras importantes entonces y muy queridas por Jesús. 

"Hazte capacidad y yo me haré torrente": palabras que dibujan una actitud y muestran todo un camino espiritual. 
Los cristianos lo repetimos a menudo y lo tenemos incorporado al lenguaje: la prioridad de la gracia; todo es un don; la salvación es pura gracia. 
No sé cuanto todo esto se haga carne en nuestra vida diaria y concreta, donde tengo la impresión que actuamos al revés: queriendo lograr o merecer algo. Intentando ser torrente.

"Hazte capacidad y yo me haré torrente": Jesús nos invita simplemente a hacer espacio. Hecho el lugar, el Amor te llena y desborda. 
Hacer espacio, como afirman algunos, es "sacarse del medio": sacar del medio a nuestro ego, nuestra falsa identidad con todos los miedos y las necesidades construidas a su alrededor. 

Cuanto más vacíos somos y cuanto más espacio creamos, más el agua viva fluirá. 
Como dice Jesús: "El que tenga sed, venga a mí; y beba el que cree en mí. Como dice la Escritura: De su seno brotarán manantiales de agua viva." (Jn 7, 37-38).

Publicar un comentario

Etiquetas