martes, 27 de octubre de 2015

Fantastica luna

"La luna aparece por los viajeros de la noche; 

hay que estar atentos cuando hay luna llena"



Rumi







La luna tiene un fascino todo particular. De ella escriben poetas y cantores. De ella hablan los enamorados y los artistas. La luna es un símbolo muy usado por los místicos de todas las tradiciones y religiones. Una de las características principales es que la Luna no tiene luz propia y brilla al reflejar la luz del Sol. Este hecho ha sido usado también para hablar de la iglesia, la cual justamente no tiene luz propia, sino que refleja - tendría que - reflejar a Cristo. 

"La luna aparece por los viajeros de la noche; hay que estar atentos cuando hay luna llena": 

Rumi con su peculiar sensibilidad nos invita a vivir nuestra vida a la luz de la luna. La luna y la noche surgen juntos y juntos desaparecen. Nuestra vida es un viaje, un viaje hermoso, un viaje que a menudo se hace de noche. Tantas son las noches en nuestras vidas, tantos los momentos de dolor, incertidumbre, confusión: hay seguir caminando. El ser humano es a menudo un viajero de la noche. Durante la noche la luna aparece, siempre fiel, estable. A veces vemos poca luna, solo una pequeña franja. Una vez al mes tenemos luna llena. Hay que estar atentos a la luna llena: imponente, luminosa de otra luz. Cuando se viaja en auto nos acompaña fiel: nosotros nos desplazamos y ella siempre ahí. La luna llena nos recuerda lo poderoso del sol y del reflejo. Nuestra vocación es como la de la luna: ser reflejo del Cristo. Ser reflejo de la Luz. Vivir una vida llena, plena. No podemos mirar directamente al Sol, podemos mirar directamente la luna. No podemos mirar directamente a Cristo: su luz nos cegaría. Por eso el reflejo, los reflejos. La luna nos dice que todo es un reflejo del Amor. Hay que estar atentos para no confundir los reflejos con la realidad y por no perderse lo maravilloso que son los reflejos y lo que nos indican.

"La luna aparece por los viajeros; hay que estar atentos cuando hay luna llena".
No tengamos miedo: por los viajeros de la noche siempre habrá luna llena a indicarnos el camino.
Publicar un comentario

Etiquetas