miércoles, 1 de julio de 2015

Dios es sinfonía



"Dios es una sinfonía. Todos los miles de millones de formas e individuos son notas de esa sinfonía. Pero la esencia de la sinfonía no es la nota sino la música que quiere sonar en la nota. Cada uno de nosotros es una nota en la que se manifiesta la sinfonía divina."

W. Jager


Dios es sinfonía: armonia maravillosa, música que fluye desde las entrañas de cada cosa que es y que vive. Sinfonía que se expresa en la vida y a partir de la vida. Soy una nota de esta sinfonía: simple y única nota. Sin esta nota la sinfonía no es completa. Pero la esencia no es la nota, como nos recuerda Jager: la esencia es la música que surge de la nota y se une a las demás notas. ¿Me dejo tocar suavemente por Dios? ¿Escucho esta música? ¿Me siento parte de la sinfonía? La nota tiene que morir para que la sinfonía sea...la música es la muerte de la nota. Una muerte fecunda, esencial, divina. Ya el místico Rumi decía: "abandonado como un laúd sobre el seno de Dios"...

Publicar un comentario

Etiquetas