viernes, 3 de julio de 2015

La solución es bella

"Cuando trabajo en un problema, nunca pienso en la belleza. Si la solución no es bella, sé que es incorrecta." 

Buckminster Fuller





En general enfrentamos los que llamamos "problemas" desde la eficiencia y el pragmatismo: todo tiene que funcionar y producir. Nunca se nos ocurre enfrentar los desafíos de la vida a partir de la belleza y la armonía. Si tomáramos conciencia de la infinita armonía que sostiene y subyace al Universo miraríamos dichos desafíos desde otra perspectiva. En realidad cuando algo está mal o cuando algo nos duele es siempre por una falta de armonía: la enfermedad misma es desarmonía. La plenitud está siempre en reconocer la belleza y recomponer la armonía. La realidad, la esencia de las cosas, es profundamente bella: reconocer y participar de la infinita belleza y armonía es solucionar nuestros problemas. Una solución que sana desde la raíz y no desde lo superficial de nuestros intereses y pragmatismo fácil e inmediato.
Publicar un comentario

Etiquetas