sábado, 1 de agosto de 2015

¿Física cuántica?



Hace tiempo que la física cuántica me fascina. ¿Por qué?
Dos razones fundamentales:

1) la cuántica es una de las ciencias más "materialistas" (empírica y exacta) y estudia las partes más pequeñas de la materia (átomos y partes del átomo y cosas por el estilo). ¿Y que descubrió? Que la materia en el fondo no existe. Todo es luz. Lo que nos parece sólido y material en realidad es luz condensada. Paradójico. La fantasía de la divinidad no deja de sorprender y trastocar nuestros esquemas.

2) lo que descubrió y está descubriendo la física cuántica está confirmando científicamente lo que los místicos de todos los tiempos vienen afirmando. Paradójico otra vez. Después de siglos de conflictos entre ciencia y fe ocurre algo sumamente extraño y significativo: la ciencia más empírica se encuentra con lo más subjetivo, espiritual y aleatorio, la mística. 

No soy para nada un experto pero intentaré explicar algo muy simplemente...espero...

La física cuántica como dijimos descubrió que en realidad solo hay luz. Hasta el ser humano es luz: luz que se condensa y estructura biológica y psicológicamente. 
¿Cómo actúa, como se "comporta" la luz?
Acá el misterio: a veces se comporta como si fuera constituida por ondas y otras veces como si fuera constituida por partículas.
¿De que depende? Sigue el misterio. Depende de la relación. En términos técnicos, del "observador", del nivel de conciencia de quién observa.
Y acá la conexión con la mística. Porque la mística nos dice que en el nivel más profundo de la realidad solamente hay Conciencia (podemos llamarla "luz") donde todo está relacionado y todo se crea y renueva a cada instante. No hay nada "afuera" ni nada "adentro". Nada "objetivo" ni nada "subjetivo". Simplemente todo ES simultáneamente. 

¿Para nuestra vida concreta que puede aportarnos todo esto?
Tal vez un dato muy simple pero sumamente transformador: estoy construyendo la realidad constantemente con mi forma de mirar. 
La realidad "afuera" depende de mi manera de ver. 
La realidad me constituye y simultáneamente la constituyo.
Maestro Eckhart decía: "el ojo con el cual veo a Dios es el mismo ojo con el cual El me ve..." 
Quedamos en el misterio...asombro, asombro, asombro...

Publicar un comentario

Etiquetas