jueves, 6 de agosto de 2015

Solución y preocupación

"Si no tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si tiene solución, ¿por qué te preocupas?

Proverbio chino




Los proverbios y los refranes encierran siempre mucha sabiduría si sabemos aprovecharlos y no lo pasamos por alto con superficialidad.
Este proverbio chino (también lo atribuyen a Buda mismo) a primera vista puede parecer una invitación a la superficilidad, a vivir las cosas sin compromiso ni responsabilidad. En realidad es todo lo contrario. No tenemos que olvidar que la cultura china tiene hondas raices espirituales, especialmente debidas a sus milenarias tradiciones religiosas y filosoficas: taoismo, confucianismo, budismo.

El proverbio resume muy bien la sabiduría de estas tradiciones. Es la sabiduría de la confianza en la vida y del dejar fluir. La preocupación y la ansiedad en realidad nacen siempre del ego y de la mente: en el fondo la misma cosa. El ego, nuestro yo superficial, quiere siempe controlar, 
quiere respuestas rapidas y que le convengan. De ahí la preocupación. La misma preocupación también surge del los deseos y los miedos. Cuando deseo algo y no lo logro me preocupo. Cuando tengo miedo por perder algo o por algo que puede ocurrir, igualmente me preocupo.

Hay una sabiduría mucho mayor que actua en nuestra vida. Una sabiduría que nos constituye y sostiene en cada instante. Esta sabiduría nos muestra que en realidad nuestra identidad profunda está siempre a salvo, que nuestra identidad es la Vida Una. Somos uno con Dios, para usar un lenguaje religioso. Tomando conciencia de esta unidad y dejando fluir esta Unica Vida, todas las preocupaciones se esfuman solas. Nos damos cuenta de que "lo que viene, conviene" y que si algo se va es porque tenía que irse. Aquí también la paradoja que nos muestra la verdadera y más autentica responsabilidad: asumir y ver que somos Uno con la Vida que fluye constantemente.
Publicar un comentario

Etiquetas