sábado, 8 de agosto de 2015

Principiante

"Conviértete en un principiante cada mañana"

Maestro Eckhart




El místico alemán Maestro Eckhart nos da un consejo muy simple y efectivo. Un consejo presente en todas las tradiciones espirituales de la humanidad. 

"Conviértete en un principiante cada mañana".

Simple. De enorme importancia. Vivir en actitud de "principiante"  es darse cuenta que, al final, lo que sabemos no es nada. Ya lo decía el filosofo griego Sócrates: "Sé que no sé nada".
Lo que sabemos, o creemos saber, son contenidos mentales. Contenidos mentales que, como todo, nacen y muere. El pensamiento no tiene estabilidad. Hay que buscar la sabiduría por otro lado. Obviamente no estoy hablando de los necesarios conocimientos prácticos que sirven para movernos en el mundo: ¡como me llamo, donde vivo, donde trabajo! Pero "conocer" estas cosas no me proporciona sabiduría. 

La vida nace nueva cada instante. Las 24 horas del día son símbolo de la muerte y la vida. Cada mañana nacemos y cada noche morimos. El sueño es desde siempre visto como una muerte. 
Si cada día es un nuevo comenzar y hasta cada instante es nuevo, ¿cómo puedo enfrentar un día nuevo "creyendo" saber? Del día nuevo no sabemos nada. Yo soy nuevo, el otro es nuevo. Dios es nuevo. La actitud del principiante es la actitud de quién recibe cada instante y cada cosa como un regalo. Es estar abierto a la vida y sus sorpresas. Si enfrentamos la vida "creyendo" saber no nos percataremos de la novedad de Dios. ¡No sabremos y no podremos ver!
Qué hermoso si cada mañana puedo recibir el amanecer como si fuera la primera vez...y así cada cosa! La flor que siempre estuvo ahí la recibo nueva, como si Dios la estuviese creando en este momento.

"Conviértete en un principiante cada mañana": descubrirás que el Amor es siempre nuevo. Qué lo Único real es este instante. Que todo es un regalo. 

Publicar un comentario

Etiquetas