miércoles, 23 de septiembre de 2015

Enfermedad y sanación

"No estamos aquí para sanar nuestras enfermedades, sino para que nuestras enfermedades nos sanen"

C. G. Jung



La genialidad y profundidad de Jung nos proponen una cita interesantísima. 
Antes que nada subrayo la mirada nueva sobre la enfermedad, una mirada positiva: la enfermedad, de cualquier tipo y color, es una amiga, no un enemigo.
Esto ya lo sabían los chinos desde milenios. En occidente nos cuesta aceptarlo y entenderlo.
El concepto de salud y enfermedad es relativo y no existe el uno sin el otro. Lo que llamamos "salud" es simplemente un estado de momentáneo equilibrio entre la salud y la enfermedad. La enfermedad está latente en la salud y la salud está latente en la enfermedad.

Volviendo a la cita de Jung: ¿que significa que nuestras enfermedades nos sanan?
La enfermedad, repetimos de cualquier tipo, podemos comprenderla como un llamado de nuestro interior a crecer.
Es como si nuestra interioridad nos dijera: "todavía hay algo por descubrir, todavía hay que crecer".

En realidad toda enfermedad, con el dolor que le va inevitablemente asociado, es una invitación a descubrir lo que somos, nuestra identidad que, paradójicamente, está sana y no puede enfermar.

Es como si nuestra identidad más profunda - Amor y Unidad - necesitase de la enfermedad para salir a la luz.

Lo que somos no nace, no muere, no sufre, no enferma. 
Lo que somos utiliza la enfermedad para despertarnos a este hermosa realidad.
Bienvenida enfermedad entonces...buen camino...

Publicar un comentario

Etiquetas