sábado, 5 de septiembre de 2015

Escuela del Silencio/4

 ¿Qué pasos concretos podemos dar para entrar en este mundo maravilloso del Silencio?
¿Qué pasos dar para darnos cuenta directamente que el Silencio es lo que somos?

Antes de sugerir pistas, partiendo de mi experiencia y de las experiencias de muchos maestros y sabios, son importantes unas aclaraciones.

El ser humano en su experiencia - valga la redundancia - humana no puede saltearse sin más todo lo que es humano. Más aún: la experiencia espiritual autentica se mide sobre la humanidad. En la historia los abusos y las equivocaciones en este campo fueron muchas.
Los cristianos tenemos todo esto en el centro mismo de nuestra fe y todavía nos falta mucho para comprender y vivenciar. Estoy hablando del Misterio de la Encarnación. Jesús es el hombre nuevo. Totalmente y plenamente humano. "Sólo Dios podía ser tan humano" nos recuerda Leonardo Boff.

En Cristo, Dios se humaniza y la humanidad se diviniza. Ya no hay separación. Todo lo humano es divino y todo lo divino es humano.
Todo esto significa que la experiencia de Dios se da humanamente.

En concreto significa: proceso, tiempo, paciencia, espera, caídas, levantadas, límites. 

Dicho esto quedarán más clara las pistas que voy a dar para entrar en el Silencio.

1) Silencio exterior. Dar un tiempo cada día para hacer silencio. Ser concretos: fijar la hora. Ser fiel y perseverante. Lo mejor serían dos momentos al día: de mañana y de tarde/noche.

2) Silencio interior. Sin duda alguna lo más difícil. Aquietar pensamientos, sentimientos, emociones. 

3) Silencio de la Vida. Aprender a escuchar el silencio como melodía de fondo de toda las cosas, de nuestra vida cotidiana y nuestra relaciones. Debajo de todo lo que es y existe hay Silencio. 

Todo esto tiene que ver con la meditación. La experiencia meditativa nos proporciona las claves para entrar y vivir un autentico silencio. 

En el tema de la meditación nos centraremos en las reflexiones de la semana que viene, a partir del martes.
Publicar un comentario

Etiquetas